viernes, 28 de septiembre de 2012

Historias minimas XXI

                                                                   Llueve

Hoy es un día gris de finales de Septiembre. Ha empezado a llover en el momento en que me tocaba salir a la calle.Cojo el paraguas y cierro la puerta. En la calle llueve más de lo que esperaba. De repente siento que me gustaría tirar el paraguas y dejarme empapar por la lluvia. A ver si así me despejo y dejo de pensar. Simplemente, me gustaría quedarme bajo la lluvia y seguir con mi camino hasta llegar a otro lugar. Sintiendo el agua deslizarse por el pelo, por el rostro y el resto del cuerpo, llevándose todos los pensamientos y malentendidos, las dudas y la melancolía. Dejando sólo la ropa empapada y las ideas claras.Sólo tengo que cerrar el paraguas. Me digo que puedo hacerlo. Pienso que voy a hacerlo,sí.

Cuando abro los ojos y miro al cielo ha dejado de llover,pero tú sigues aquí metido en mi cabeza, ni la lluvia consiguió borrar tu rastro.

Suena  la canción "Aunque tú no lo sepas" ,basado en un poema de Luis Garcia Montero,escrita por el compositor y cantante Quique González y que popularizó el  gran  Enrique Urquijo simplemente magnífica.

"Inventamos mareas,
tripulábamos barcos
y encendía con besos
el mar de tus labios."
                                                                                        

1 comentario:

Anónimo dijo...

La lluvia a veces, las duchas otras, ayuda a despejarse y librarse de malos pensamientos y malos rollos,y a pensar mejor... :)

Listillo