miércoles, 16 de abril de 2008

CRUEL TORTURA

Photobucket

A veces me pregunto ¿ si las mujeres somos algo masocas ?. Tomo como ejemplo de ello los zapatos . Si ese invento diabolico de una mente maquiavelica, zapatos de mujer claro. Me gustaria verlos a ellos calzados con semejantes zapatitos, jajaja. La verdad seria divertido ver a los hombres con tacones, bueno a mas de uno le pirran pero eso es otra historia.

Siendo mujer todavia me asombro de ciertos zapatos que se ponen otras mujeres, para mi los tacones son un suplicio . Los utilizo lo justo sabiendo de antemano el castigo que me espera, es el acto de penitencia de una atea.
Mi ultima experiencia con ellos fue antologica . Una boda, ya sabeis lo que eso conlleva muchos gastos.Odio me inviten a una ,se te va medio sueldo y si encima es la de una prima con lista de boda en un sitio pijo y el regalo mas barato es una figura mas fea que el retrato de Pedro Ruiz recien levantado que cuesta 200 euros apañados vamos.
Pero sigamos, resulta que como casi siempre no tienes nada que ponerte y claro a comprar toca , al final consigues tras muchas pruebas encontrar algo con lo que parecer casi humana y dices jo si hasta estoy mona pero miras a tus pies y como que con las deportivas que llevas no queda bien y otra vez a la busqueda y captura del zapato que acople con el vestido.

Entrar en una zapateria es como meterte en la boca del lobo alli estan esas criaturitas susurrandote llevame contigo, tan monas ellas pero tu en el fondo sabes lo malvadas que pueden llegar a ser. Una parece mirarte de forma especial es una sandalia casi eterea.

_ Muy comoda_ dice la dependienta_ se lleva sola.

Es tan bonita con sus tiras, miras el tacon uffffffff pero es tan bonita. A tu lado alguien se prueba un zapato imposible, una chica monisima que parece una modelo pero como todas ellas tiene ¿ os habeis fijado en los pies de una modelo? son como los del yeti con tacones enormes . Y tu miras tu pie talla 38 como diciendo jaja ¿ y ahora que? y sonries vencedora. Al final te los llevas impulsada por lo bien que te quedan, si eres previsora ,nunca lo somos ensayas durante una semana.

El dia de la boda,siempre vas con el tiempo justo, te pones los zapatos sin pensarlo mucho y directa a la ceremonia. Mientras te saludan, compruebas con cierta ironia que tu 1,80 con tacones te da cierto poder de mirar a los hombres por encima del hombro. De pronto un dolor te viene del pie, las famosas tiras etereas te estan fastidiando y el resto es una tortura china en toda regla.
Cuando consigues sentarte para la comida suspiras aliviada lo primero que haces disimuladamente es quitartelas ¡que descanso! y consigues comer tranquila. Pero lo bueno dura poco y toca levantarse de la mesa , eso es una crueldad absoluta, te quieres morir mas cuando una prima odiosa mira tus pies diciendote:

_ Que monas las sandalias y parecen comodas de llevar.

En tu desesperacion controlas el ataque de cargartela y le pones tu mayor sonrisa a la vez que le dices:
_ Comodisimas,no sabes cuanto.

El restaurante estaba cerca de tu casa asi que has de volver a pie , cada paso es un sufrimiento continuo,vas arrastrandote cada vez peor y clamas al cielo un milagro. Todo esto ocurre un domingo a las 6 de la tarde donde esta todo cerrado. El milagro ha venido en forma de tienda de todo a 1 euro china. Te metes alli buscando el Dorado, lo encuentras en forma de zapatillas playeras con palmeras de colores . Los chinos te miran como a una loca alli quitandote las odiosas sandalias y poniendote las chancletas con expresion de placer absoluto ¡ufff que gustazo!.

12 comentarios:

Bruno Hahn dijo...

¿Será por eso que en tu casa se anda uno descalzo?
Que buenas ventajas tiene ser avatar ¿no?
Muy buen post, Hatsue.

HATSUE dijo...

Es una casa japonesa por supuesto que hay que descalzarse.Por cierto ya veo que te gusto mi casa que la sacas en tu post.Acaso no sabes lo que es propiedad privadad, vete preparando tienes una querella por apropiarte de imagenes privadas.Me has chafado la exclusiva que tenia pactada con el Hola jaja.Encima ni me compras el terreno vaya morro tienes hombre profundo jaja.

Bruno Hahn dijo...

A todo que sí, menos a una cosa.
Por supuesto que me gustó tu casa, por supuesto que ya me adelanté y le vendí la nota a Hola,por supuesto que no estaba descalzo en ella (fíjate, tengo mis zapatos), por supuesto que la querella me tiene sin cuidado y que de momento no te compraré ningún terreno.
En cuanto a "hombre profundo", todavía estoy revolcándome en el piso de la risa.
Por lo demás, pasé una tarde de encanto y disfruté mucho de tu compañía.

HATSUE dijo...

Bueno no me pagaras una casa si no dos con lo que te saque por la querella.Y lo de profundo era ironico tu profundidad es con una charca de 20 cm con ranas.Por lo demas fue divertido conocerte.

Napoleón Baroque dijo...

Juaaaaaaaaaaaaaaasssssssssss.
Bruno alias el charco.
Que divertido esto.

Bruno Hahn dijo...

Si te hace feliz tu pose desafiante y despreciativa, allá tu, geisha-samurai.
Tu inseguridad tiene su encanto.
Beso.

HATSUE dijo...

Despreciativa nooo solo era una forma de ironia por dios Bruno que suceptible.No queria molestarte a veces soy demasiado corrosiva.¿Inseguridad yo? quizas pero como cualquier otro ¿o tu eres de piedra?.

Napo tu no rias tanto o empiezo contigo que se que te gusta sufrir.

Bruno Hahn dijo...

Hatsue
Seguramente soy mas inseguro que tú.
Está todo bien.
Otro beso.

Laura dijo...

Ufff no hay nada como las sandalias tipo esclavas con los pies bien destapaditos y bien plana. Los tacones que tengo algunos ya estan clasificados en sólo cena y a casa, sólo salir de fiesta y especiales boda, me encantan como quedan pero siempre tengo que llevar unos planos en el coche porque ni las compeed estas pueden ayudarme, ajajajja
No me hables de bodas que tengo una este año y encima tengo que ir hasta Alicante, por lo menos es de un amigo.
BEsitoss guapa y te esperamos para explorar!

Arwen dijo...

Jajaja.... Hatsue, que te estoy imaginando con las chancletas!!

Tu aún encontraste a los chinos, pero más de una vez he vuelto zapatos en mano y descalza por la calle!! ;)

Besos

Mister X dijo...

Los hombres también sufrimos a cuenta del calzado algunas veces. ¡Y sin tacones!
Todavía recuerdo largas jornadas de montaña o de senderismo en las que mis pies acababan llenos de ampollas reventadas y hasta ensangrentados. Pero también recuerdo la agradable sensación de sumergirlos en un arroyuelo helado...
Como se suele decir: sarna con gusto no pica... ;)

Shuu & Mai dijo...

Crueles y sexys.
Hermoso post, Hatsue.