domingo, 2 de marzo de 2008

El COLECCIONISTA DE RUBIAS

Le gustaban las rubias como a casi todos. El no sabia que Marilyn nunca quiso ser rubia platino y que lloro cuando la tiñeron por primera vez pero eso a el no le hubiera importado. Cuando cruzo a traves del espejo sonrio al ver el eden .Rubias de todo tipo y el que era listo empezo su coleccion. Sabia perfectamente lo que querian escuchar y como un encantador de serpientes actuaba con ellas. Era como un galan de otra epoca si uno cierra los ojos puede ver su pelo engominado. Las envolvia con galanteria rozando la cursileria. Las rozaba suavemente con palabras dulces,las envolvia en su tela de araña hecha con hilos de miel y ellas sucumbian ante el. Pero se cansaba pronto de ellas cuando las descubria perdian su encanto,su cabello rubio tenia entonces enormes raices negras. Nunca era brusco con ellas ante todo era un caballero y disfrutaba cada instante en esta parte del espejo con ellas. A veces tanto dulce le empachaba y se convertia en otro.

Ella que no era rubia lo descubrio por casualidad y observaba sus andanzas como la de otros muchos. Disfrutaba de su aventura a traves del espejo,cuando el coleccionista de rubias se fijo en ella. Era divertido ver sus movimientos,sus pasos,por un rato se puso una peluca rubia y como buena actriz que era siguio la funcion.Desde luego que era bueno utilizando todos sus recursos y ella se divertia observandolo. Pero el no se daba cuenta que ella no era rubia ,pertenecia a una especie muy parecida a la de el y por lo tanto inmune a sus actos.

Quizas nunca fuera otra rubia mas en la lista pero siempre podrian hablar de Mishima.

3 comentarios:

Napoleón Baroque dijo...

¿Quién colecciona a quién?
Vaya dilema. Soy un avatar muy coleccionado. Y no es para enorgullecerse.
En realidad caigo en más trampas de las que me gustaría caer.
¿Víctima? No tengo esa suerte. Soy mas Marion Crane que Norman Bates, es cierto, pero tampoco tengo nada de que quejarme.
Adoro que me hipnoticen.

Nimbo dijo...

¿Baroque o Casanova?

Napoleón Baroque dijo...

Simon Templar.
ja.
No, Simon Templar no.
Es una broma.