lunes, 11 de febrero de 2008

LA MUJER LIMON

El siempre decia que ella era como un limon,suave por fuera y agria por dentro,pero le encantaba perderse en esa acidez que se volvia dulzura cuando ella se quitaba el caparazon.
Todo un vicio, poco gusta,mucho crea adiccion. Sabia que nunca podria ser del todo suya por mucha azucar que le pusiera. Era como perseguir algo, tenerlo en la punta de los dedos y no poder nunca alcanzarlo, porque cuando la creia suya ponia esa coraza infranqueable.
El no podia dejar de imaginarla como Susan Sarandon en la pelicula ATLANTIC CITY de Louis Malle,cuando ella se perfumaba con el jugo de los limones,para quitarse el olor a ostras de su trabajo. Mientras Burt Lancaster la espiaba a escondidas,totalmente embelesado, sin duda era una de las escenas mas sensuales que habia visto nunca.
Su relacion parecia un puro vaiven era como estar en una inmensa montaña rusa con sus subidas y bajadas.El se aferraba con fuerza a ello.Intentaba exprimir todos los momentos que pasaban juntos.Pero no podia dejar de preguntarse ¿Tienen los limones fecha de caducidad?.

Photobucket

1 comentario:

Heroe casi derrotado dijo...

No eres la mujer limón. Tienes muchos más matices. Acida como el limon? puede. Y dulce y suave otras. Y esquiva otras. Y...

Eres indescriptible. Increible sin más.

Sí, soy 'ese' colgado que cada vez firma con un nick distinto. Ese que empieza blogs por apuestas.

A sus piés, princesa.